miércoles, 18 de abril de 2018

"Energía Orgásmica. ¿Quién le teme a Wilhelm Reich?" (documental)


Nota de LP: Partiendo del hecho de que los seres humanos somos seres sexuales por naturaleza, y de que esta naturaleza se encuentra alienada o enajenada en la sociedad capitalista, el “loco” y “peligroso” médico y psicoanalista marxista alemán, Wilhelm Reich (1897-1957), tenía razón cuando sostenía que sin revolución sexual no puede haber revolución social y viceversa. Así como también en que la “economía” debe satisfacer las necesidades y deseos humanos y no al revés. Y –muy importante– en que para abolir la opresión, el oprimido ha de empezar por matar al opresor que lleva dentro y nunca más desear ser oprimido ni opresor, ni que otro lo sea, en ningún aspecto de la vida cotidiana. En ello basaba su “sexpol” o “política sexual” revolucionaria –a contrapelo de derechas e izquierdas y de dictaduras y democracias por igual. Desde ese punto de vista, la revolución será el carnaval de los oprimidos, es decir será erótica, humorística, caótica y apoteósica o no será. La insurrección proletaria será orgásmica o no será.
Sin embargo, es preciso superar el biologicismo y el pansexualismo freudianos –aún presentes en Reich– para tener claro que no sólo se trata de liberar o desreprimir la sexualidad en términos de "liberación sexual" y satisfacción orgásmica generalizada, sino de transformarla o revolucionarla social y "políticamente", es decir entendida como relación social y de poder.
Por un lado, porque, si bien el capitalismo reprime/sublima la energía sexual/vital humana (que Freud denominó líbido, y Reich orgón) mediante el trabajo, no sólo es la sociedad de la represión, el sacrificio, el aburrimiento y el antiplacer generalizado, sino que también tiene su propio modo –y modelo– de entretenimiento y de placer; mientras que en el comunismo no todo va a ser felicidad, sino que también va a haber dolor o sufrimiento. La diferencia esencial entre lo uno y lo otro radica en que bajo el capitalismo el deseo y el placer están cosificados, deshumanizados, mercantilizados, mediados, espectacularizados, separados, alienados. Todo esto, paradójicamente, como parte de una verdadera catástrofe sistémica –o sistema catastrófico– donde la humanidad proletarizada es humanidad sufriente e inclusive es sobajada a sub-humanidad por parte del Capital y su Estado, puesto que a diario y en todas partes es despojada, explotada, empobrecida, violentada, encarcelada, traumada, neurotizada, deprimida, envenenada, asesinada, suicidada. Mientras que, muy por el contrario, en el comunismo ya no gozaríamos ni sufriríamos como bestias de carga, mercancías-hombres ni átomos consumistas y autodestructivos, sino de manera humana, real, transparente, saludable e integral; como una comunidad de personas libres y sanas, amantes de la vida en plenitud y equilibrio –lo cual, por si acaso, no excluye la existencia/manejo del caos y la contradicción propias de la vida, la naturaleza, el universo o el cosmos.
Por otro lado, porque revolucionar la sexualidad significa fundamentalmente –como acierta el feminismo marxista y anarquista- transformar de base las desiguales relaciones de poder realmente existentes entre hombres y mujeres, hombres y hombres, mujeres y mujeres, adultos y jóvenes, adultos y niños/as, otros géneros… en definitiva, subvertir las relaciones de poder entre los sexos/clases. Se trata de la abolición de la propiedad privada y la dominación entre lxs seres humanxs, en sus múltiples relaciones sexuales/sociales, es decir en/entre sus cuerpos, mentes y corazones.
En este sentido, la recuperación/reinstauración de la comunidad humana real comprenderá, entonces, la abolición del patriarcado, la familia nuclear, la pareja, el amor romántico, los celos, los crímenes pasionales, la violación, la prostitución, la pornografía; así como también de todos los roles, identidades y comportamientos sexuales tanto normales como “alternativos” propios de esta sociedad mercantil, fetichista, esquizoide y necrofílica (hoy en día, por ejemplo, en Barcelona y San Francisco se habla hasta de un “capitalismo gay”… así como, por el contrario, también existen compañeros “maricones” proletarios en todas partes…)
Históricamente, como sociedad no podemos ya regresar al comunismo primitivo y matriarcal, ni tampoco “salirnos de este mundo” y formar comunas hippies en el campo, no; pero, en cambio, con la revolución social/sexual aparecerán nuevas u otras formas de relaciones y de subjetividades sexuales que hoy no nos imaginamos, no comprendemos y mucho menos podemos juzgar con la limitada y limitante moral sexual del mundo burgués-patriarcal-cristiano moderno. Una vez abolida la sociedad mercantil y de clases, aquello será la auténtica diversidad en la unidad u organicidad humana liberada y autorregulada. Cuyos gérmenes no se hallan en un futuro utópico, sino que ya existen en el seno de la comunidad de lucha de lxs explotadxs, oprimidxs, reprimidxs, excluidxs de todos los sexos, colores, lugares, edades, gustos, etc. contra este sistema de dominación y muerte, en su lucha por una vida y una comunidad realmente humanas.
Porque, en el origen y al final de todo, la libido, la pulsión o la energía orgásmica, orgástica, orgónica… en fin, la energía primordial de la Vida es universal y, por lo tanto, común e infinita. La revolución comunista y anárquica mundial ha de abolir todas las cadenas físicas y mentales que hoy impiden su libre y total desenvolvimiento o flujo natural y cósmico en la Tierra para el goce de la especie humana.

***
En la relación con la mujer, como presa y servidora de la lujuria comunitaria, se expresa la infinita degradación en la que el hombre existe para sí mismo, pues el secreto de esta relación tiene su expresión inequívoca, decisiva, manifiesta, revelada, en la relación del hombre con la mujer y en la forma de concebirla inmediata y natural relación genérica. La relación inmediata, natural y necesaria del hombre con el hombre, es la relación del hombre con la mujer. En esta relación natural de los géneros, la relación del hombre con la naturaleza es inmediatamente su relación con el hombre, del mismo modo que la relación con el hombre es inmediatamente su relación con la naturaleza, su propia determinación natural. En esta relación se evidencia, pues, de manera sensible, reducida a un hecho visible, en qué medida la esencia humana se ha convertido para el hombre en naturaleza o en qué medida la naturaleza se ha convertido en esencia humana del hombre. Con esta relación se puede juzgar él grado de cultura del hombre en su totalidad. Del carácter de esta relación se deduce la medida en que el hombre se ha convertido en ser genérico, en hombre, y se ha comprendido como tal; la relación del hombre con la mujer es la relación más natural del hombre con el hombre. En ella se muestra en qué medida la conducta natural del hombre se ha hecho humana o en qué medida su naturaleza humana se ha hecho para él naturaleza. Se muestra también en esta relación la extensión en que la necesidad del hombre se ha hecho necesidad humana, en qué extensión el otro hombre en cuanto hombre se ha convertido para él en necesidad; en qué medida él, en su más individual existencia, es, al mismo tiempo, ser colectivo. [...]
El comunismo [es la] superación positiva de la propiedad privada en cuanto autoextrañamiento [autoenajenación] del hombre, y por ello [es la] apropiación real de la esencia humana por y para el hombre; por ello [es el] retorno del hombre para sí en cuanto hombre social, es decir, humano; retorno pleno, consciente y efectuado dentro de toda la riqueza de la evolución humana hasta el presente. Este comunismo es, como completo naturalismo = humanismo, como completo humanismo = naturalismo; es la verdadera solución del conflicto entre el hombre y la naturaleza, entre el hombre y el hombre [y entre el hombre y la mujer], la solución definitiva del litigio entre existencia y esencia, entre objetivación y autoafirmación, entre libertad y necesidad, entre individuo y género. Es el enigma resuelto de la historia y sabe que es la solución.  Karl Marx. "Manuscritos económico-filosóficos de 1844"
El amor, el trabajo libre y el conocimiento son los manantiales de nuestra vida; por lo tanto, deben también, gobernarla.  Wilhelm Reich. "La función del Orgasmo. El descubrimiento del Orgón. Problemas económico-sexuales de la energía biológica. Tomo 1" (1927)
Esta es nuestra gran obligación: CAPACITAR AL ANIMAL HUMANO PARA QUE ACEPTE LA NATURALEZA QUE EXISTE DENTRO DE ÉL, PARA QUE DEJE ESCAPAR DE ELLA Y GOCE LO QUE AHORA TANTO TEME.  Wilhelm Reich. "La función del Orgasmo. El descubrimiento del Orgón. Problemas económico-sexuales de la energía biológica. Tomo 1" (1927)
Las revoluciones proletarias serán fiestas o no serán, pues la vida misma que anuncian será creada bajo el signo de la fiesta. El juego es la racionalidad última de esta fiesta: VIVIR SIN TIEMPO MUERTO Y GOZAR SIN TRABAS son las únicas reglas que podrá reconocer.  Internacional Situacionista. "Sobre la miseria en el medio estudiantil" (1966)
Bajo el capital todo lo vital debe ser sacrificado y la vida no es más que un sacrificio. El ser humano ha sido separado de su cuerpo, de su placer, de su sexo, de su energía vital. Siglos y siglos de lo que se llama civilización se han hecho carne y cuerpo. El trabajo, la policía, la familia, la religión, la escuela, la televisión, las prisiones, los hospitales psiquiátricos,... enfin, el Estado, son mucho más que el contexto en que se reproducen, deforman, deshumanizan lo que pretende ser un ser humano; conforman (parte de) esos cuerpos reprimidos, separados, enfrentados. Bajo el capital, el ser humano es incapaz de amar al ser humano, el hombre transformado en enemigo del hombre, llega incluso a reprimir su propia humanidad, su propia pulsión, su propia energía.
La sociedad mercantil hace que los hombres solo se relacionen por medio de las cosas y como propietarios privados de cosas. La sexualidad universalmente enajenada, la impotencia orgástica generalizada, es la concreción palpable de la ausencia de la relación verdaderamente humana en tanto que cuerpos, que totalidad.
Los seres humanos no viven su sexualidad directamente por su vida y su energía, sino a través de todas esas mediaciones hechas cuerpos y de las imágenes espectaculares impuestas por la sociedad. O mejor dicho aún, de esas mediaciones hechas armas y armaduras de esos cuerpos por los cuales el hombre no es mas que el lobo del hombre.
La propia sociedad burguesa ha desarrollado su respuesta a esta castración inherente al ciudadano, a esa represión hecha carne que destruye en permanencia la energía de la vida. La misma consiste en la mercantilización de todo lo sexual, se venden mujeres, se venden hombres, se venden niños, se venden imagines de "felicidad", se venden penes, vaginas, mujeres, hombres de goma...
En cada emergencia revolucionaria del proletariado, al mismo tiempo que pone en cuestión y hace tambalear todo el edificio del Estado burgués, todas las relaciones humanas comienzan a revolucionarse y comienza una verdadera crítica práctica del antiplacer generalizado que es fundamental para que funcione esta sociedad; y recíprocamente, en cada contrarrevolución triunfante o fase de revolución descendente el individualismo y el antiplacer vuelven a hacerse omnipresentes.
Como en cualquier otro aspecto central de la revolución comunista, y en su contra, el enemigo central de la revolución es el reformismo, el conjunto de pequeñas reparaciones para que lo esencial continúe como está. Así, las ideologías del amor libre, de la libertad de cambio en lo sexual, de la realización del placer en plena sociedad capitalista, incluso cuando son algo más que simples métodos de propaganda para vender una cosa o un servicio, tiene por objetivo central el canalizar, desviar, destruir la energía revolucionaria del proletariado.
El goce realmente humano no tiene nada que ver con estas caricaturas mercantiles.
El comunismo, en su afirmación histórica, liberará todo el potencial de goce de la especie humana y al destruir todas las servitudes se constituirá en una sociedad en donde el placer físico y sexual, el goce corporal y orgástico, desarrolle hasta niveles hoy inimaginables, las relaciones humanas, la humanidad del hombre, la especie humana misma. – Grupo Comunista Internacionalista (GCI). "Tesis de Orientación Programática" nro. 41 (1989)

"El extraño caso de Wilhelm Reich" (película)

photo-original[Tomado de RIPeHP. 12/05/2015]  

En el año 2009, Antonin Svoboda produjo el documental ¿Quién teme a Wilhelm Reich? para la TV austriaca que, en poco más de hora y media, sintetiza la vida y obra del polémico psicoanalista austriaco y presenta, como subtexto, una serie de teorías asociadas a su desaparición. Tres años más tarde, Svoboda estrena la película Der Fall Wilhelm Reich (traducida al español como el extraño caso de Wilhelm Reich) en la que retrata los últimos días del científico y profundiza en la idea de su muerte, mostrándola como el resultado de un acto de conspiración del gobierno estadounidense.
La película comienza en 1925, cuando en un Seminario Técnico sobre Psicoanálisis en Viena, Reich lee la primera versión de su libro La Función del Orgasmo (Die Funktion des Orgasmus) frente a la reacción de molestia de unos pocos asistentes, entre ellos el propio Freud. ¿Qué es la cura? He elegido la función del orgasmo como el punto central… lee Reich, cuando un close up impecable nos muestra cómo éste sorpresivamente cierra su cuaderno y se marcha de sala mientras el bullicio aumenta.
En la siguiente escena, 30 años después, Reich aparece junto a su hijo -de unos 10 o 12 años- y su máquina Cloud-Buster, esforzándose por estimular la atmósfera en el desierto de Arizona, para lograr un milagro: la lluvia. Luego, ya es de noche, están en una carpa acampando y el niño le comenta que tiene miedo a la oscuridad. Reich lo mira y le responde: “no hay necesidad de tener miedo”.
Wilhelm Reich es conocido en el espectro social “psi” por su trabajo en el campo psicoanalítico, principalmente por haber sido uno de los favoritos de Freud y por su controversial propuesta en relación a energía vital “orgónica“, también conocida en oriente como QÌ (Chi). Su teoría plantea que el orgón es una energía que antecede a la materia y que incluso la genera. Como una especie de halo vital omnipresente, es justamente lo opuesto de la energía atómica que destruye la materia.
Durante la década de los 30, Reich se acerca a las ideas del comunismo y, en este contexto, critica la obra de Freud por su carácter burgués, replegándose a la tarea de hermanar psicoanálisis y marxismo. Justamente este “intento” sería el que inauguraría un trayecto de vida marcado por las expulsiones: primero, de la Asociación Psicoanalítica por comunista y del Partido Comunista por individualista-freudiano. Luego, sería perseguido por el nazismo en Alemania, expulsado de Dinamarca y Noruega bajo los argumentos de inmoral y agitador en relación a sus teorías sexuales. Finalmente, sus últimos días los pasa en una cárcel en EEUU, luego de ser acusado de vender superchería: “acumuladores de orgón” que Reich utilizaba en su orgonterapia como tratamiento experimental para enfermos terminales de cáncer.
Y justamente este último período de su vida es el que intenta retratar Svoboda en su película al mostrarnos a un científico interesado por demostrar la existencia de la energía orgónica, pero sobre todo por aportar con soluciones concretas a los problemas contingentes que diagnóstica en su entorno. Los beneficiados son vecinos, pacientes de sus amigos, su propia hija e incluso el psiquiatra que lo “diagnostica de esquizofrénico” cuando está en juicio con la FDA por sus máquinas orgónicas.
Pero tal vez, la idea más interesante que despliega esta narración audiovisual es lo que representa Reich para sus “enemigos” (representados en hombres de negro, sexys espías, jueces, operadores del estado, psiquiatras, entre otros); pues, más allá de los juicios que se puedan hacer de sus teorías -muchas veces calificadas como delirantes o simple superchería-, está claro que éstas presentaban un cuestionamiento explícito al pensamiento dominante de la época.
La propuesta terapéutica de Reich apuntaba a la libertad (la Vegetoterapia fue concebida para liberar las tensiones de la coraza neurótica producto de los impulsos sexuales y emociones reprimidas), mientras que la APA, representada en la película por el Dr. Donald Ewen Cameron (1901-1967) optaba por electroshock y por lograr una suerte de “reseteo” de los enfermos. Cameron es un personaje relevante en la película, que nos permite entender cómo (y por qué) se fue orquestando una serie de “situaciones” que terminaron con la muerte de Wilhelm Reich un día antes de cumplir su condena en una cárcel estadounidense. Su figura aparece vinculada a la de un científico particular y revolucionario seguido muy de cerca por las agencias de inteligencia estadounidenses. Su pensamiento, pero sobretodo sus máquinas, fueron vistas como una amenaza potencial para el auge del capitalismo, sus sistemas de control y principalmente para su despliegue colonizador.
Al cierre, aparece la voz de Patti Smith con su Birdland despidiendo la producción con un texto que probablemente no dejará indiferentes a nuestros lectores y lectoras:
En 1957, el Doctor Donald Cameron fue encargado por la C.I.A para desarrollar el programa MKUltra, un programa de investigación de la mente que desarrolló el manual conocido como Kubark, sobre métodos de interrogatorio y tortura de la C.I.A. La serie de métodos descritos en el libro, son los que se siguen utilizando hoy en día.

Los/as invitamos a ver la película con traducción al español:


martes, 3 de abril de 2018

"Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad" (poema)

¡Tomen su "TDAH" por el orto, psiquiatras psicóticos!:

El trotamundos

No me llames chico con problemas de conducta.
La cantidad de mundos en mi cabeza para ti son incomprensibles
No podrías aunque quisieras 'comprender' las maravillas que mis ojos contemplan
No soy 'raro' Soy inigualable 'inconmensurable' Indestructible.
Soy y seré siempre el que ve lo que tú no puedes
Para ti TDA es un término médico.
Para mí es: 'Titán De Arena'
Turok el Dinosaurio Alado
Tarántula 'Diamante' Astronauta
Torre De Águilas
Trabajo De Anticuario
El rey Trafalgar De Antioquia

Soy el único que puede ver el inicio y el fin de todo
Solamente yo puedo dar en segundos un pequeño saltito de un planeta a otro
De la cama al ropero y regresar volando al sillón
Soy Dalí' Mozart 'Beethoven' Picasso' Iron Man y blue demon juntos con una toalla a la vez de capa
Los juegos pirotécnicos que solamente pueden ver mis ojos 
te dejarían mudo de asombro
No me llames chico con problemas de atención sólo porque no comprendes la superioridad que me caracteriza
O porque no entiendas el polvo de universo de que está hecha mi cabeza 'los trozos de luna de que están hechos mis ojos' la constelación de estrellas que anida en mi barriga
Soy el trotamundos estelar mía es la comprensión secreta de las cosas en la sopa de mamá.

A. Echeverría (México)

[Tomado de Poesía Beat]